1

Salud y enfermedades

Con una esperanza de vida de 10-12 años, el pastor alemán, aunque fuerte y vigoroso, puede presentar las siguientes enfermedades o dificultades:

  • displasia de cadera
  • Enfermedad de Von Willebrand, relacionada con el correcto funcionamiento del páncreas
  • Panosteitis: inflamación de los huesos y articulaciones que pueden producir cojeras en el pastor alemán
  • SIndrome de cauda equina
  • Pannus corneal canino, que puede acabar dejando ciego al pastor alemán

Es importante que se verifique con periodicidad que el perro no tenga parásitos, utilizando en caso necesario insecticidas, collares y baños antiparásitos y garantizando un entorno limpio.

Cuidados e higiene

Si el pastor alemán no va a ser entrenado o adiestrado, no se recomienda su adquisición. Además, necesita practicar ejercicio de forma asidua con tal de asegurar su correcto equilibrio tanto físico como mental.

Una vez adquirido el pastor alemán, es importante que se establezca un calendario de vacunas y revisiones para garantizar su correcta salud.

Su primer baño se recomienda a los 3 meses utilizando jabones y productos neutros y en un lugar seguro. Posteriormente el cepillado diario garantizará una salud y pelaje correcto y hermoso.

Al igual que los humanos, el pastor alemán necesita revisiones y chequeos periódicos. Se recomienda una visita al veterinario al menos una vez al año.

  • El pastor alemán es propenso a contraer moquillo durante los primeros meses de vida.
  • La epilepsia, los trastornos digestivos, la displasia de codo y el enanismo surgen de la cría indiscriminada
  • El pannus corneal es una enfermedad inmunológica; se puede controlar, no se cura